LA VISUALIZACIÓN EN EL PORTERO DE FÚTBOL Y EN EL DEPORTISTA

Artículo escrito por Óscar López, Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Valencia y Master en Psicología y Coaching Deportivo.
Autor de la Web www.oscarlopezmartinez.com
Jugador profesional, actualmente en el Atlético Saguntino, ex jugador entre otros del R.Madrid con tan solo 15 años, CD.Alcoyano o Villarreal.CF, donde llegó a debutar en primera división.
Todo un profesional dentro y fuera del terreno de juego, con una amplia, exitosa y envidiable carrera deportiva.


unspecifiedIDW6GWEWEl fútbol está viviendo un momento en el que intentamos parametrizar todos los comportamientos de los futbolistas en gráficas y plantillas de excel.

Las plataformas de análisis están cobrando una gran importancia en la toma de decisiones a la hora de sacar el máximo rendimiento a los futbolistas dentro del campo.
Como futbolista profesional y coach deportivo veo constantemente como se le da cada vez menos importancia…a lo más importante.

Todos sabemos que el aspecto psicológico es vital para el rendimiento del deportista. Y es que, como dijo el ex jugador y entrenador Héctor Rodolfo “el Bambino” Veira “El fútbol, como la vida, es un estado de ánimo”.

Te puedo asegurar que en los más de 13 años de carrera profesional he visto una cantidad sorprendente de compañeros que no han “llegado más alto” por no saber gestionar el aspecto psicológico.
En mi caso ha habido momentos en lo que me ha sido duro gestionar la presión, la frustración, el miedo al fracaso y al éxito.
La mente lo rige todo. Somos capaces de cualquier cosa si nuestra mente nos lo indica. En multitud de ocasiones se han visto hazañas increíbles realizadas por personas comunes simplemente porque se encontraban en una situación en la que se necesitaba lo mejor de él.

En mi familia somos cuatro hermanos; dos de ellos han sido porteros hasta que colgaron los guantes; y si algo he escuchado en casa desde pequeño es la dureza mental que supone ocupar esa posición en el campo.

Los porteros tienen que convivir con la frustración que supone saber que el fallo te condena y el acierto te salva.  Al contrario del delantero, el portero juega a no perder, a no ser el malo de la película. No saber gestionar que en la gran mayoría de los casos los flashes nunca te apuntarán para atribuirte la gloria… puede ser duro de llevar.

Si existe una herramienta que te puede servir de gran utilidad es la visualización. Antes de hacer una importante llamada de teléfono, ¿alguna vez has repasado mentalmente lo que querías decir? Seguro que sí. Todos lo hacemos. De la misma manera, a través de la visualización mental puedes prepararte para responder con mayor eficacia a cosas esperadas –o inesperadas– que puedan pasar.

La visualización mental te da la oportunidad de abordar eficazmente un problema o un acontecimiento dentro de tu cabeza antes de encontrarte con él en la vida real. Si surge un desafío, estás en mejores condiciones de manejarlo o de enfrentarte a él. Esto sucede principalmente porque ya te has encontrado con él, has practicado algunas formas de manejarlo y lo has superado en tu realidad mental, aunque no en la física.

¿Respondes de manera negativa cuando recibes un gol? ¿Te da miedo salir en los corners?

En el deporte, la visualización se utiliza principalmente para ayudarte a entrenar situaciones que son difícilmente trabajables en ambientes de alta presión. Los deportistas que progresan más rápido y los que alcanzan su mayor rendimiento hacen un gran uso de esta técnica.

La visualización es también valiosa después de una actuación particularmente exitosa, cuando todavía está fresca la imagen de la actuación. Te permite re-experimentar y retener los mejores aspectos de la actuación, los cuales te pueden ayudar a “anclar” esa sensación para futuras actuaciones. El llevar a cabo la visualización es asimismo muy efectivo cuando te estás recuperando de una lesión o en época vacacional.

oscar lópezNadal, Lebron James, Sergio García,…Los mejores deportistas del mundo han desarrollado extremadamente bien sus habilidades de visualización. Utilizan a diario la visualización como preparación para obtener lo que quieren de los entrenamientos, para perfeccionar sus habilidades dentro de las sesiones de entrenamiento, para realizar correcciones técnicas, para superar obstáculos, para imaginarse a sí mismos triunfando en la competición y para fortalecer la creencia en su capacidad para alcanzar sus objetivos definitivos. La refinada capacidad de visualización que han desarrollado los atletas de gran éxito les hace sentir como si realmente estuvieran realizando el ejercicio y teniendo las sensaciones. Sin embargo, incluso para los mejores atletas, lo normal es que al principio no tengan un buen control sobre su visualización. Ellos perfeccionan esta habilidad mental mediante la práctica diaria persistente.

Si nunca has realizado un entrenamiento sistemático en visualización, empieza con imágenes o ejercicios simples, familiares. Durante 1 ó 2 semanas emplea 5 minutos al día, antes de ir a practicar o antes de irte a dormir, para trabajar con tu imaginación. Relájate. Cierra los ojos.

¡Pero todavía no!

Antes lee primero los pasos a seguir:

  1. Busca un sitio tranquilo y ponte cómodo.
  2. Intenta imaginar el lugar donde entrenas habitualmente con todo lujo de detalles. Donde es, cómo huele, qué sientes cuando entras, la gente que hay allí, lo primero que haces habitualmente para calentar, el aspecto y la sensación que produce la superficie de entrenamiento y el equipamiento que utilizas para practicar.
  3. Intenta imaginarte y sentirte haciendo algunos ejercicios como parar un golpeo o saliendo a un centro lateral.
  4. Aumenta gradualmente la complejidad de los ejercicios.

Como regla general, debes intentar acostumbrarte a dedicar de 10 a 15 minutos a la visualización cada día. La mayoría de los campeones olímpicos y mundiales le dedican al menos 15 minutos diarios y muchos la practican más cuando se preparan para competiciones importantes.

Grábate esta frase en la mente: “Donde va tu mente… va todo lo demás.”

Ya sabes. Practica la visualización y el éxito no te cogerá por sorpresa.

Óscar López Martínez (@oscarlopez_5)

Anuncios

INCLUSIÓN DE PORTEROS O NO DENTRO DE LAS TAREAS DE ENTRENAMIENTO, ¿CÓMO AFECTA?

img-20170301-wa0005MARC FLOR RUFINO
-LICENCIADO EN CIENCIAS DE LA ACTIVIDAD FISICA Y DEPORTE
-PREPARADOR FISICO CF BORRIOL 3ª DIVISION G6
-ENTRENADOR Y PREPARADOR FISICO BURRIANA FB

La presencia o no de porteros dentro de una tarea de entrenamiento puede llevar a la alteración de muchos factores dentro de la misma. Tan solo con la presencia de este tipo de jugador y su respectiva portería, puede hacer que los jugadores adopten distintos comportamientos físicos, técnicos y estratégicos que con tareas con la ausencia del guardameta, serían diferentes. Con el portero, orientamos el espacio de la tarea a la lógica del futbol, dotándole al espacio físico el componente estratégico que orienta los comportamientos que los jugadores desarrollan sobre el terreno de juego. Dependiendo de los objetivos que persigamos, podremos polarizar o no las tareas, es decir, seguir la lógica interna del futbol (polarizada) o  alejarnos hacia tareas no orientadas (no polarizada) como por ejemplo, tareas con objetivos de mantener la posesión del balón sin porterías ni porteros y sin objetivos de marca.

Como mera guía de actuación, a continuación se muestran distintos estudios de cómo afecta la acción del portero dentro de las tareas de juego reducidos sobre los jugadores:

Sassi y col. (2004). Analizaron las demandas de dos tipos de juegos reducidos, 4×4 con porteros y 4×4 sin porteros en espacios de 30x30m y 33x33m, respectivamente. Los resultados indicaron que en tareas con espacio no orientado (sin porteros) se obtuvieron mayores valores en %FCmáx (frecuencia cardiaca máxima) y de LA (Lactato) que en el tarea de juego con porteros.

Mallo y Navarro (2008). Estudiaron las demandas cinemáticas, fisiológicas y técnicas, en tareas de 3×3 de 3 tipos diferentes: tareas de mantenimiento sin porteros, tareas de mantenimiento 3×3 con 2 apoyos exteriores sin porteros y tareas 3×3 con porteros. Todo ello en una superficie de 33x20m. Los resultados finales mostraron una intensidad del 88%FC max cuando se juega con porteros y de un 91%FC max cuando se juega sin porteros. Los autores concluyeron que las tareas con portero hacen disminuir la intensidad del ejercicio, cuya razón podría deberse a que los jugadores deben organizarse estratégicamente para defender una zona concreta.

Casamichana,  Castellano, Gonzalez-Morán, García-Cueto y García-López (2011). Con resultados similares al anterior estudio, analizaron la demanda fisiológica en diferentes tareas de juego reducido 4×4 (espacio no orientado, espacio orientados con porteros y porterías reglamentarias, y espacio orientado sin porteros y con porterías pequeñas). Los valores de FCmed (frecuencia cardiaca media) obtenidos fueron mayores en tareas de mantenimiento sin porteros y con porterías pequeñas comparado con tareas con porteros y porterías reglamentarias.

Dellal y col. (2008). Obtuvieron valores contrarios a los anteriores estudios ya quehdr analizaron una tarea de juego reducido 8×8 con y sin portero. Compararon la respuesta cardiaca y el porcentaje de la FC de reserva mostrando mayor intensidad en tareas orientadas con porteros. Concluyendo que este cambio podría deberse a la mayor motivación de los jugadores debido al establecimiento de objetivos a proteger y alcanzar como son las porterías propias y del adversario.

Alemdaroglu y Arslan (2013). Analizaron tareas 2×2, 3×3, 4×4 con y sin porteros donde la carga interna como la carga externa fueron mayores durante tareas sin la  presencia de porteros. La %FCmedia, Lactato y percepción subjetiva del esfuerzo fueron mayores durante las tareas sin porteros. Éste descenso en intensidad podría deberse a los pases del portero que crean superioridad numérica del equipo poseedor y la reducción del tiempo efectivo de juego, producto de la salida de balones tras tiros o remates a portería. Añaden que en situaciones con portero, los jugadores tienden a recorrer menos distancia ante la cercanía de las porterías unido a la cantidad de opciones de finalizar a gol.

Al tener pocos estudios que evidencien estos resultados, éstos deben de tomarse con cautela a la hora de elaborar tareas. Eso sí, pueden servir de guía, así como estas pequeñas conclusiones:

  1. La manipulación del proceso de entrenamiento debe ser tenido en cuenta, ya que un pequeño cambio puede provocar diferentes respuestas en los jugadores.
  2. Motivación de los jugadores para marcar gol vs organización defensiva para proteger una zona concreta, son las hipótesis de aumento o disminución de intensidad fisiológica en juego reducido orientado, con porterías o sin ellas.
  3. Existe una mayor variabilidad en la respuesta de los jugadores cuando el juego está orientado con porteros, la variabilidad en la respuesta motriz parece incrementarse.
  4. El espacio puede ser polarizado de diferentes maneras, influyendo en la respuesta fisiológica, locomotora y técnico-táctica de los jugadores, e interacciona con la variable número de jugadores participantes en la tarea.
  5. La Frecuencia Cardiaca, el lactato y la percepción subjetiva del esfuerzo pueden ser diferentes en una tarea dependiendo de si hay porteros o no.

BIBLIOGRAFIA

CALLEJA, J., CASAMICHANA, D., CASTELLANO, J., SAN ROMAN, J. (2015) LOS JUEGOS REDUCIDOS EN EL ENTRENAMIENTO DEL FUTBOL. FUTBOL DE LIBRO.

LA FRACTURA – LUXACIÓN DE MONTEGGIA EN EL PORTERO

img-20161210-wa0000

Carlos Mundina, Licenciado en Ciencias de la actividad física y el deporte. (Colegiado 55091)
Master en readaptación y prevención.
Entrenador nacional de triatlón (ITU)
http://www.carlosmundina.com

INTRODUCCIÓN

La figura del portero de fútbol  merece un tratamiento especial tanto en el entrenamiento como en la competición. Sin duda, desempeña un papel vital en el terreno de juego que en ocasiones lo hace decisivo para determinar la victoria o derrota de un equipo.

Estas peculiaridades resultan extensibles también al ámbito de las lesiones deportivas ya que la defensa de un rectángulo de 7m de ancho x2m de alto, requiere gran trabajo físico y psíquico. Por su función dentro del campo, el portero de fútbol es más propenso a sufrir lesiones específicas como: Luxaciones de hombro, lumbalgias posturales, bursitis de cadera, rotura del ligamento cruzado anterior… lesiones ya citadas y tratadas en colaboraciones anteriores.

En este artículo nos centraremos en otra lesión, La Fractura-Luxación de Monteggia, que se produce en menor porcentaje pero no por ello menos importante.

DEFINICIÓN

La fractura-luxación de Monteggia es una lesión caracterizada por la asociación de una fractura del cúbito en su porción proximal o media con una luxación de la cabeza del radio.

La lesión fue descrita por primera vez en 1814 por Giovanni Monteggia, que en su trabajo aportó 2 casos de fractura del tercio proximal del cúbito que se asociaba con una luxación hacia delante de la cabeza radial.

Es una lesión poco frecuente, y representa entre el 5 y el 7% del conjunto de las fracturas del antebrazo, o el 2% de las fracturas que ocurren en la región del codo en los niños.

Esta afección puede presentarse tanto en los niños como en la edad adulta. A pesar de su rareza, siempre ha sido considerada de gran importancia por los graves trastornos que pueden acompañarla, bien por ser tratadas de forma inadecuada o por haber pasado desapercibida en un primer momento la luxación radio-humeral.

Cuando no se diagnostica y trata a tiempo, puede quedar como secuela una limitación de la movilidad articular y una incapacidad funcional importante en la extremidad traumatizada.

En los tratados clásicos de traumatología se distinguen dos tipos:

1.° Fractura de Monteggia en extensión: el cúbito fracturado presenta una angulación hacia adelante y afuera y la luxación de la cabeza radial es anteroexterna.

2.° Fractura de Monteggia en flexión: el cúbito fracturado presenta una angulación hacia atrás y la luxación de la cabeza radial es posterior.

En 1941 WISE describió la fractura lateral de Monteggia: Fractura del tercio proximal de la diáfisis del cúbito con luxación lateral de la cabeza radial.

CLASIFICACIÓN

Bado, redefinió la lesión de Monteggia como un grupo de afecciones que presentan comúnmente luxación de la articulación radio-humeral, asociada con una fractura del radio y del cúbito a varios niveles. En 1969 clasificó la luxo-fractura de Monteggia en cuatro tipos:

TIPO I: Fractura-luxación tercio proximal o medio del cúbito junto con una luxación anterior de la cabeza y angulación anterior del cúbito. Es la más frecuente.
imagen-1

TIPO II: Fractura-luxación similar del cúbito, generalmente la angulación es posterior, con una luxación posterior de la cabeza radial y frecuentemente existe una fractura de la cabeza radial.
imagen-2

TIPO III: Fractura-luxación del cúbito distal a la apófisis coronoides con una luxación lateral de la cabeza radial.
imagen-3

TIPO IV: Fractura-luxación del tercio proximal o medio del cúbito con luxación anterior de la cabeza radial y una fractura-luxación del tercio superior del radio, distal a la tuberosidad bicipital. Se puede considerar como una variante a la de TIPO I con una fractura-luxación añadida del tercio superior del radio.
imagen-4

CAUSAS FRECUENTES Y EPIDEMIOLGÍA

Esta fractura suele ser el resultado de un movimiento de pronación forzada. A la caída sobre el brazo extendido en pronación completa sigue un movimiento de pronación forzada mientras que el cuerpo sigue girando alrededor de la mano apoyada.

El radio se desplaza contra el cúbito fracturándolo. En algunas ocasiones, se puede luxar la cabeza del radio sin lesionar el cúbito.

Este tipo de fracturas constituyen aproximadamente el 5% de todas las fracturas del antebrazo y suelen ser clínica y radiológicamente evidentes.

La lesión del TIPO I es la más común y se observa en el más del 80% de los casos, es producida por una pronación forzada, de igual incidencia en el niño y en el adulto.

El TIPOII se debe a una fuerza que actúa en forma directa en la producción de la fractura, acompañada de un movimiento de supinación; son casi exclusivas de los adultos y en una proporción importante de casos son expuestas.

El TIPO III obedece a un traumatismo directo sobre la cara interna del antebrazo, que fractura el cúbito y desplaza el radio hacia afuera; es más frecuente en el niño.

El TIPO IV es igual al TIPO I, con el agregado de la diáfisis del radio en su tercio superior.

BIBLIOGRAFIA

ARENAS PLANELLES, A. ORTEGA ARRUTI, J.A. ORTEGA SÁEZ, M. ARENAS MIQUÉLEZ, A. (2006): La fractura-luxación de Monteggia. Tratamiennto y pronóstico. A propósito de 35 casos. Revista Española de cirugía osteoarticular. Vol 42. Nº 226 Abril-Junio.

BADO, J. L. (1962): The Monteggia Lesion, tranlated by l. V. Ponseti. Spigfield Illinois, Charles C. Thomas.

FERRER ESCOBAR, H. FERNANDEI SABATE, A. DIAI MARTINEI, J. BANUS ROMERO, J. (1979): Fractura lateral de Monteggia. Rev. Esp. de Cir. Ost., 14, 99-103.

WISE, R. A. (1941): Lateral dislocations of the head of the radius with fracture of the ulna. J. Bone Joint Surg., 23, 379- 381.

JOSÉ MANUEL GARCÍA (CHOCHE): VIVENCIAS DEL EDP DEL ALBACETE EN SU PRIMERA TEMPORADA

Hace jose-2un tiempo en una de tantas conversaciones mantenidas con Carlos, me comentó la idea de colaborar escribiendo para su web, y obviamente no me pude negar. Desde un inicio tuve claro que no quería escribir sobre metodología, micro ciclos, reparto de tareas semanales y estas cosas. A mi me apetecía contar la historia de un chico que tras una lesión muy grave de rodilla decidió ser entrenador de porteros. Ese chico era más del Albacete Balompié que el propio escudo, y por fin la temporada pasada consiguió el que era uno de sus sueños, ser entrenador de poteros de su equipo del alma. Pues ese chico era yo, José Manuel García González (Choche) Entrenador de Porteros del Albacete Balompié B, Fundación Albacete Nexus y categorías inferiores del Alba.

La temporada 2015/16 pasé a formar parte del cuerpo técnico del Albacete Balompié B de la mano de Fran Noguerol, al cual le tengo que agradecer su insistencia para que pudiera estar en su cuerpo técnico. También trabajé con los porteros del Juvenil División de Honor y las porteras del Albacete Nexus .

Desde el primer entrenamiento, allá por el mes de julio, me sentí como en casa y disfruté de cada segundo que pasaba con mis porteros, de cada partido, de cada victoria y como no, de cada derrota. Tuve la oportunidad de formar parte de un cuerpo técnico impresionante, Fran Noguerol (una institución dentro del Alba) Alberto Piernas (para mi, el mejor preparador físico con el que he trabajado nunca) Luis Salinas (una enciclopedia del futbol) Eloy y Felipe (las dos piezas principales de este perfecto engranaje). Este cuerpo técnico paso de ser un equipo de trabajo a un gran grupo de amigos.

En cuanto a lo deportivo no fue la mejor de las temporadas, aunque se consiguiera el objetivo marcado en un principio con los tres equipos con los que trabajé. Con el Albacete B nos costó muchísimo entrar en la dinámica de competición pese a hacer una gran pretemporada, ese mal inicio nos pasó factura durante el resto de la temporada, pero gracias al gran grupo humano con el que contábamos dentro de nuestra plantilla conseguimos sacar adelante el año.

Respecto del área específica de porteros, tengo que decir que conté con la mejor materiajose-3 prima, un grupo de porteros/as que trabajaron de forma increíble e hicieron que todo fuera mucho más fácil. Héctor Pizana, Hugo Eyre, Alberto Ropero, Joseda, Elena de Toro, Luci y Raxel, ellos y ellas son los culpables de todo lo que disfruté y aprendí la temporada pasada. De hecho, Héctor y Hugo debutaron los dos en 2ª segunda división y realizaron grandes partidos, Ropero siendo juvenil llegó a ir convocado con el primer equipo y debuto en 3ª división con el Alba B.

A todos ellos y ellas les estaré eternamente agradecidos por hacer que mi primer año como EDP del Albacete Balompié fuera increíble, siempre trabajaron como auténticos animales y muy pocos fueron los momentos de bajón, pero cuando los hubieron salimos de ellos más fuertes que nunca.

Por lo que respecta esta temporada, seguiré trabajando en el Albacete Balompié, seguiré haciendo lo que más me gusta, pero lo mejor de todo es que lo seguiré haciendo en el club de mi vida.

Dando fin a éste pequeño resumen sobre mis vivencias en el Albacete en su primer año, me gustaría terminar dando un humilde consejo: TRABAJAR Y PELEAR POR VUESTROS SUEÑOS, YA QUE ESA ES LA FORMA DE LLEGAR A ELLOS.

LA SUERTE ES UN INVENTO DE ALGUIEN QUE DEJÓ DE LUCHAR. (Comparsa OBDC, La vida es bella)

jose-1

Un saludo.

José Manuel García González

CON LOS GUANTES AL SOL

Alfredo 2Pues sí, tal y como indica el título de la reflexión, así me encuentro durante esta temporada después de 2 consecutivos entrenando, y la verdad se hace largo este parón deportivo, pero son muchos los motivos por los cuales este año no he podido/querido entrenar, porque proposiciones he tenido, pero por unos u otros motivos no ha podido ser.

Antes de seguir me presento, mi nombre es Alfredo Carceller y hace 5 años decidí ser entrenador de porteros, después de formarme para ello y entrenar en varios equipos y categorías, este año me ha tocado quedarme como digo yo “a ver la champions en casa”.

Resido en Madrid, donde abundan los equipos y parece difícil no encontrar uno, pero después de varias proposiciones no cuajó ninguna. El principal problema, el horario del 2×1 como digo yo, entrenar al primer equipo y la cantera, pero cuando uno trabaja y tiene otras responsabilidades es difícil, ya que por horario sólo puedo entrenar por la tarde-noche. Para entrenar en una escuela es imposible, tal y como me dijeron “si retraso el horario me matan los padres” y que gran verdad, mi horario no es el horario de los chavales, y es una pena porque si me gustaría entrenar con ellos alguna vez. En otra ocasión nuevamente el horario lo abortó rápido, lástima porque ésta vez era para una escuela de un club importante de 1ª división y hubiera podido aprender muchísimo.

Descartadas las escuelas, nos quedan los clubes que quieren tener un entrenador de porteros para alguno de sus equipos, pero aquí ya es más difícil encontrar algo, ya que no solo es el tema económico, (al menos para cubrir gastos de desplazamiento) que a veces en una ciudad tan grande, son bastante largos y tediosos por el tema de atascos, otras porque a veces no tienen sitio físico en el campo y te quedas en el corner y poco mas, de hecho este año me ofrecí a un club sin cobrar y me dijeron que no tenían tiempo ni espacio para los porteros, y era verdad, que con la gran cantidad de equipos que habían muchos entrenaban en medio campo.

Así que este año, agradeciendo todas las propuestas que llegaron, decidí que después de 5 años, en los cuales sólo he cobrado en uno y vivido todas las situaciones arribas mencionadas, espacio/tiempo, portería a veces sí y otras no, a veces 30′ y otras 10′, desplazamientos (unos años de 40Km y otros de 10) o conseguía reunir todas o me quedaba en casa. Quizás penséis que soy algo exigente, pero este año tenían que cumplirse la 3, distancia, remuneración y espacio/tiempo con mis porteros, ya que no sólo invertimos tiempo los días de entrenamiento sino también en casa, analizando el partido de nuestros porteros y preparando entrenamientos. Es tiempo que no dedicas a la familia, que por suerte tengo un pequeña de 4 años que también necesita tiempo, dinero y a veces espacio.

El tiempo que antes dedicaba a entrenar lo he invertido para seguir preparándome para el año que viene, viendo entrenamientos de compañeros, como los de Carlos, al cual le estoy muy agradecido porque si le pido algo siempre me ayuda. También he realizo  cursos como psicología del portero, muy importante, aunque siempre he tenido buen ambiente, es verdad que no jugar molesta, que venga un nuevo portero y te quite el puesto, más los problemas personales, todo esto afecta al rendimiento y hay que saber gestionarlo. Otro curso de preparación física para entender mejor las necesidades de mis porteros y así poder preparar mejor mis entrenamientos, y un curso de Analista Táctico por si no saliera nada de Edp… o para ayudar al equipo en otras labores añadidas a las del Edp.

Finalmente, llegados a este punto y después de mencionar los problemas que se puede encontrar un entrenador de porteros, pongo fin esperando que la próxima colaboración para el blog de Carlos, sea para contaros mi día a día con los porteros de mi nuevo equipo, que algo apalabrado hay.

Un saludo a todos.

Alfredo.

#PORTEROSEFECTIVOS 4

Carlos Gómez entrenador de porterosEn un nuevo escenario, exactamente en las instalaciones deportivas del Artana.CF, donde este año también he colaborado con este humilde club, lugar que vio nacer al famoso jugador del Villarreal.CF Bruno Soriano, realizamos la 4º entrega de vídeos #Porterosefectivos.

Siempre respaldados de la marca internacional de guantes HO.Soccer y de los estudios ElRoiStudio, se ha vuelto hacer posible el presente spot que aquí os presento. Esta vez, además de los porteros David, Javi y Cristian, ha colaborado en el entrenamiento el preparador físico Marc Flor.

Veréis un trabajo con fuerza explosiva ayudados de un potenciador, donde los porteros irán realizando los movimientos que les vamos marcando, precedidos seguidamente de un gesto técnico, bien sea blocaje frontal o devolución de primeras con el pie. Una vez pasados esta fase y jugando con el equilibrio, pasan a una zona de finalización escorada para obligar al portero a buscar una colocación correcta.

Carlos Gómez entrenador de porterosCon esta corta explicación y siguiendo las pautas de la brevedad escrita para este tipo de publicaciones, me despido informando
que el presente spot, quedará encuadrado tanto en la pestaña de la página principal “#porterosefectivos” donde podréis encontrar
las últimas ediciones, como en la sección de vídeos donde además de éste podrás visualizar muchos más tipos de vídeos.
Llegados a este punto y como marca mi tradición de despedidas, os recuerdo que siempre… #porterosefectivos.
¡Hasta pronto!

Carlos Gómez. Entrenador de Porteros.
Sígueme en Twitter: @Carlosgn111
Canal YouTube: https://www.youtube.com/channel/UChuCNLSYownfzRrTIxolCcQ